Iconostasio santa cristina de lena

Iconostasio santa cristina de lena

Santa cristina de lena

La capilla de Santa Cristina de Lena, situada en un cerro que domina el valle del río Lena, está sin duda emparentada con las construcciones del monte Naranco, aunque es más tosca en cuanto a su ornamentación.

Su estructura difiere de la de otras iglesias levantadas por la Monarquía Asturiana. Tiene una sola nave rectangular con cuatro pequeños salientes, también de forma rectangular, uno en el centro de cada muro exterior (pórtico, ábside y salas laterales).

La nave está dividida en cinco tramos, definidos por nervios transversales que se apoyan en una arcada ciega que recorre los muros laterales. El ábside consta de un cuerpo saliente. Su pavimento y el último tramo de la nave son más altos y se accede a ellos a través de dos escaleras laterales.

Este espacio está separado de la nave por un gran iconostasio formado por tres arcos sobre capiteles y columnas, decorado con vanos de ventanas rectangulares cerradas con celosía y una cabecera visigótica.

Lugares para ver en ( asturias – españa ) san julian de los prados

Este artículo incluye una lista de referencias, lecturas relacionadas o enlaces externos, pero sus fuentes no están claras porque carece de citas en línea. Por favor, ayude a mejorar este artículo introduciendo citas más precisas. (Abril 2019) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Santa Cristina de Lena (español: Santa Cristina de Lena[¿pronunciación?]) es una iglesia prerrománica asturiana católica situada en el municipio de Lena, a unos 25 km al sur de Oviedo, España, en una antigua calzada romana que unía las tierras de la meseta con Asturias.

La iglesia tiene una planta diferente a la basílica tradicional del prerrománico. Se trata de un único espacio rectangular con bóveda de cañón, con cuatro estructuras anexas situadas en el centro de cada fachada. El primero de estos anexos es el típico vestíbulo prerrománico asturiano, con una tribuna real en la parte superior, a la que se accede por una escalera unida a uno de los muros. Al este se encuentra el recinto con el altar, con un solo ábside, renunciando al tradicional triple ábside prerrománico asturiano, y remontándose a las influencias visigodas. Al norte y al sur, respectivamente, hay otros dos recintos con arcos de medio punto y bóvedas de cañón, cuyo uso estaba asociado a la liturgia hispanovisigoda practicada en España hasta el siglo XI.

Cautiva la iglesia de santa cristina de lena

El prerrománico es el periodo de la historia del arte comprendido entre la aparición del reino merovingio, hacia el año 500 de nuestra era, hasta el inicio del verdadero periodo románico en el siglo XI (los merovingios fueron una dinastía de francos salios, un subgrupo occidental de los francos, que gobernaron durante casi 300 años lo que hoy es Francia a partir de mediados del siglo V de nuestra era). El arte prerrománico se caracterizó por la introducción y amalgama de las formas clásicas del arte mediterráneo y cristiano con los estilos germánicos, creando formas estilísticas innovadoras que darían lugar a la aparición del arte románico en el siglo XI.

El reino de Asturias fue fundado en la Península Ibérica por el noble visigodo Pelagio de Asturias, cuando su ejército derrotó a los invasores islámicos del Califato Omeya en la batalla de Covadonga en el año 718. El reino de Asturias precedió al reino de León fundado en 924, cuando el rey Fruela II impuso su corte real en la nueva capital de León en lugar de la antigua Oviedo. El reino de Asturias ocupaba el territorio occidental y central de la Cordillera Cantábrica, parte de la Gallaecia y la zona central de Asturias.

La iglesia mozárabe de san miguel de escalada en león

Declarada Monumento Histórico Artístico desde 1885 y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985, esta iglesia, de la que no hay referencia en los documentos de su época, está considerada como el último edificio del periodo ramirense.

De pequeñas dimensiones, su planta está formada por una nave rectangular de 10 por 6 m, con un ábside adosado en el extremo este, un pórtico en el oeste y dos cámaras más bajas que las anteriores en el centro de los lados mayores. Tiene una sola puerta de gran tamaño en el pórtico, entre los contrafuertes, que termina en un arco de medio punto formado por grandes dovelas irregulares sobre dos pilares adosados, y adintelado en su parte inferior. Su aspecto exterior es similar al de las iglesias cruciformes visigodas, pero la presencia de dos contrafuertes en cada una de las dieciséis plantas que conforman su estructura, confieren a este edificio, completamente aislado en una colina y rodeado de un hermoso paisaje, una imagen muy especial.

La nave principal está dividida en tres zonas: la primera corresponde a la cabecera, situada un metro más arriba que el tramo central, y separada de ésta por un iconostasio formado por tres arcos de medio punto sobre columnas y capiteles a los que se accede por dos pequeñas escaleras adosadas a los muros laterales. Bajo el arco central, un poco más grande que los laterales, se colocó una puerta interior de época visigoda, obviamente para respetar la separación de los tramos exigida por la liturgia de aquellos tiempos. Sobre esta triple arcada hay otra, también triple, mucho más baja que la anterior, sobre celosía de piedra que posiblemente sea un añadido posterior, quizá de época mozárabe. Tiene un solo ábside al que se accede a través de un arco de medio punto sobre columnas y capiteles, rodeado por dos arcos menores en blanco, que debieron contener altares, cada uno de ellos, y que produce la sensación de una triple cabecera; todo ello elevado sobre tres escalones en el suelo. También es muy interesante la tribuna sobre el pórtico y la tercera zona de la nave principal, formada por un vestíbulo abovedado con dos pequeñas cámaras a los lados. A la tribuna se accede por una escalera situada en un lateral interior de la nave principal.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos