Especies mexicanas de mamiferos acuaticos y terrestres

Especies mexicanas de mamiferos acuaticos y terrestres

Agoutirodientes mexicanos

Como resultado de su crecimiento demográfico y de su desarrollo, México ha transformado y alterado sus ecosistemas en gran medida. En el año 2002, según estimaciones del INEGI, sólo quedaba el 73% de la vegetación natural original. Sin embargo, la vegetación natural remanente muestra evidentes signos de deterioro: sólo el 68% de la vegetación natural es vegetación primaria, siendo los bosques tropicales el tipo de vegetación más afectado (sólo el 35% de los bosques tropicales existentes en la actualidad pueden clasificarse como vegetación primaria; IC 1).

Entre 1993 y 2002, la selva fue el ecosistema que más superficie de vegetación primaria perdió (incluyendo tanto los bosques templados como los nublados de montaña, con casi 2,6 millones de hectáreas, a una tasa anual del 1,24%), seguido de los matorrales xerófilos (casi 837 mil hectáreas a una tasa del 0,2%) y los bosques tropicales (que perdieron aproximadamente 836 mil hectáreas a una tasa anual del 0,8%; Figura 4.6). Durante este mismo periodo, los humedales nacionales redujeron su extensión en 95 mil hectáreas (0,42% anual) y, en conjunto, la vegetación halófila y gipsófila, la vegetación ribereña y los pastizales naturales perdieron casi 201 mil hectáreas, a una tasa anual del 0,15%. En general, las zonas deforestadas suelen destinarse a la agricultura y la ganadería. Sin embargo, la superficie dedicada a la agricultura no ha aumentado significativamente en los últimos años, lo que sugiere que la destrucción de los ecosistemas naturales no se ha traducido en un aumento natural de las áreas productivas. Para más detalles sobre los cambios en el uso de la tierra en México, consulte el capítulo sobre ecosistemas terrestres.

Lobo mexicano

El mono araña es uno de los animales más simpáticos de México y son nativos de las selvas tropicales y los bosques de México. Estos monos se caracterizan por su pelaje negro, su vientre blanco, sus largas extremidades y su larga cola prensil.

Antes se comían como un manjar en Ciudad de México, pero ahora son una especie protegida ya que están en peligro crítico de extinción. Hoy en día sólo se pueden ver en el lago de Xochimilco y en el lago de Chalco, a las afueras de Ciudad de México.

La ardilla voladora del sur vive en el altiplano de México y es conocida por su capacidad de planear en el aire de árbol en árbol utilizando su membrana como un paracaídas. El planeo más largo registrado ha sido de casi 90 metros, lo cual es muy impresionante.

Los perritos de la pradera mexicanos son originarios de México y se encuentran en el norte del país. Viven en las llanuras y son principalmente herbívoros y se alimentan tanto de hierbas como de pasto. Sin embargo, se ha visto que también comen insectos.

Son animales increíblemente inteligentes que pueden reconocer a personas individuales que les parecen una amenaza, pero también reconocen los lugares de cría anteriores y vuelven a las zonas en las que han tenido su mayor éxito en años anteriores.

Aullador negro de guatemala

Todas las hembras de los mamíferos tienen glándulas mamarias con las que alimentan a sus crías. Casi todos los mamíferos tienen el cuerpo cubierto de pelo.  Los mamíferos viven en la tierra, en el agua (tanto dulce como oceánica) y algunos (los murciélagos) incluso dominan el vuelo.

La especie de cetáceo más pequeña y más amenazada, la vaquita marina (Phocoena sinus), vive en el Golfo de California. Su población, en peligro crítico de extinción, había disminuido a solo unos 30 individuos a finales de 2016.

Se sabe que en la zona de la Bahía de Banderas habitan unas 100 especies de mamíferos. De ellas, 14 especies son cetáceos (delfines y ballenas), que habitan o visitan las aguas de la bahía (E. Lugo & M.E. Rodríguez, comunicación personal, enero, 2007). La mayor diversidad de especies terrestres se encuentra en los murciélagos (Chiroptera) y los roedores (Rodentia). Ambos grupos incluyen muchas especies endémicas de la región. El tercer grupo más importante es el de los carnívoros (Carnivora), que incluye la única especie de carnívoro endémica de México: la mofeta pigmea (Spilogale pygmaea). El área de estudio no contiene ninguna especie de primate. México es el segundo país del mundo con mayor número de especies de mamíferos. Hasta ahora se han registrado 525 especies, de las cuales aproximadamente el 30% son endémicas (Ceballos G. & Oliva G., 2005).

Animales mexicanos en complejos turísticos

Todas las hembras de los mamíferos tienen glándulas mamarias con las que alimentan a sus crías. Casi todos los mamíferos tienen el cuerpo cubierto de pelo.  Los mamíferos viven en la tierra, en el agua (tanto dulce como oceánica) y algunos (los murciélagos) incluso dominan el vuelo.

La especie de cetáceo más pequeña y más amenazada, la vaquita marina (Phocoena sinus), vive en el Golfo de California. Su población, en peligro crítico de extinción, había disminuido a solo unos 30 individuos a finales de 2016.

Se sabe que en la zona de la Bahía de Banderas habitan unas 100 especies de mamíferos. De ellas, 14 especies son cetáceos (delfines y ballenas), que habitan o visitan las aguas de la bahía (E. Lugo & M.E. Rodríguez, comunicación personal, enero, 2007). La mayor diversidad de especies terrestres se encuentra en los murciélagos (Chiroptera) y los roedores (Rodentia). Ambos grupos incluyen muchas especies endémicas de la región. El tercer grupo más importante es el de los carnívoros (Carnivora), que incluye la única especie de carnívoro endémica de México: la mofeta pigmea (Spilogale pygmaea). El área de estudio no contiene ninguna especie de primate. México es el segundo país del mundo con mayor número de especies de mamíferos. Hasta ahora se han registrado 525 especies, de las cuales aproximadamente el 30% son endémicas (Ceballos G. & Oliva G., 2005).

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos