Tercera ley de mendel meiosis

Tercera ley de mendel meiosis

La ley de mendel de la distribución independiente

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Herencia mendeliana» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (diciembre de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La herencia mendeliana es un tipo de herencia biológica que sigue los principios originalmente propuestos por Gregor Mendel en 1865 y 1866, redescubiertos en 1900 y popularizados por William Bateson[1]. Cuando Thomas Hunt Morgan integró las teorías de Mendel con la teoría cromosómica de Boveri-Sutton en 1915, se convirtieron en el núcleo de la genética clásica. Ronald Fisher combinó estas ideas con la teoría de la selección natural en su libro de 1930 The Genetical Theory of Natural Selection (La teoría genética de la selección natural), poniendo la evolución sobre una base matemática y formando la base de la genética de poblaciones dentro de la síntesis evolutiva moderna[2].

La primera ley de mendel

La herencia mendeliana (o genética mendeliana o mendelismo) es un conjunto de principios básicos relacionados con la transmisión de las características hereditarias de los organismos progenitores a sus hijos; en ella se basa gran parte de la genética. Los principios se derivaron inicialmente del trabajo de Gregor Mendel publicado en 1865 y 1866, que fue «redescubierto» en 1900; al principio fueron muy controvertidos, pero pronto se convirtieron en el núcleo de la genética clásica.

Las leyes de la herencia fueron derivadas por Gregor Mendel, un monje del siglo XIX que realizaba experimentos de hibridación con guisantes de jardín (Pisum sativum). Entre 1856 y 1863, cultivó y probó unas 28.000 plantas de guisantes. A partir de estos experimentos, dedujo dos generalizaciones que más tarde se conocieron como las Leyes de la Herencia de Mendel o la herencia mendeliana. Describió estas leyes en un documento de dos partes, «Experimentos sobre la hibridación de plantas», que se publicó en 1866.

Mendel descubrió que al cruzar plantas de flor blanca y de flor púrpura, el resultado era una descendencia híbrida. En lugar de ser una mezcla de los dos colores, la descendencia era de flor morada. Entonces concibió la idea de las unidades hereditarias, a las que llamó «factores», uno de los cuales es una característica recesiva y el otro dominante. Mendel dijo que los factores, más tarde llamados genes, se presentan normalmente en pares en las células ordinarias del cuerpo, pero se segregan durante la formación de las células sexuales. Cada miembro del par pasa a formar parte de la célula sexual separada. El gen dominante, como la flor púrpura de las plantas de Mendel, ocultará el gen recesivo, la flor blanca. Después de que Mendel autofecundara la generación F1 y obtuviera una generación F2 con una proporción de 3:1, teorizó correctamente que los genes pueden emparejarse de tres maneras diferentes para cada rasgo: AA, aa y Aa. La A mayúscula representa el factor dominante mientras que la a minúscula representa el recesivo.

La ley de segregación de mendel establece que

La segregación cromosómica es el proceso en eucariotas por el que dos cromátidas hermanas formadas como consecuencia de la replicación del ADN, o cromosomas homólogos emparejados, se separan entre sí y migran a polos opuestos del núcleo. Este proceso de segregación se produce tanto en la mitosis como en la meiosis. La segregación de los cromosomas también se produce en los procariotas. Sin embargo, a diferencia de la segregación cromosómica eucariótica, la replicación y la segregación no están separadas temporalmente. En cambio, la segregación se produce progresivamente tras la replicación[1].

Durante la mitosis, la segregación cromosómica se produce de forma rutinaria como un paso de la división celular (véase el diagrama de la mitosis). Como se indica en el diagrama de la mitosis, ésta va precedida de una ronda de replicación del ADN, de modo que cada cromosoma forma dos copias llamadas cromátidas. Estas cromátidas se separan en polos opuestos, proceso facilitado por un complejo proteico denominado cohesina. Tras la segregación adecuada, un conjunto completo de cromátidas acaba en cada uno de los dos núcleos, y cuando se completa la división celular, cada copia de ADN anteriormente denominada cromátida pasa a llamarse cromosoma.

La ley de dominancia de mendel

1Beaudet AL, Scriver CR, Sly WS et al: Genetics, biochemistry, and molecular basis of variant human phenotypes. En Scriver CR, Beaudet AL, Sly WS, Valle D (eds): The Metabolic and Molecular Bases of Inherited Disease, pp 72-79. Vol 1, 7ª ed. Nueva York, McGraw Hill, 1995

2Mueller RF, Cook J: Mendelian inheritance. En Rimoin DL, Connor JM, Pyeritz RE (eds): Emery and Rimoin’s Principles and Practice of Medical Genetics, pp 87-102. Vol 1, 3ª ed. Nueva York, Churchill Livingstone, 1997

4Stuppia L, Calabrese G, Franchi PG et al: Widening of a Y-chromosome interval-6 deletion transmitted from a father to his infertile son accounts for an oligozoospermia critical region distal to the RBM1 and DAZ genes (letter). Am J Hum Genet 59: 1393-1395, 1996

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos