Caracteristicas de los metodos cientificos

Caracteristicas de los metodos cientificos

características del método científico en sociología

El método científico es un método empírico de adquisición de conocimientos que ha caracterizado el desarrollo de la ciencia al menos desde el siglo XVII (con notables practicantes en siglos anteriores). Implica una observación cuidadosa, aplicando un escepticismo riguroso sobre lo que se observa, dado que los supuestos cognitivos pueden distorsionar la forma en que se interpreta la observación. Implica la formulación de hipótesis, a través de la inducción, a partir de dichas observaciones; la comprobación experimental y basada en mediciones de las deducciones extraídas de las hipótesis; y el refinamiento (o eliminación) de las hipótesis a partir de los resultados experimentales. Estos son los principios del método científico, que se distinguen de una serie definitiva de pasos aplicables a todas las empresas científicas[1][2][3].

Aunque los procedimientos varían de un campo de investigación a otro, el proceso subyacente suele ser el mismo de un campo a otro. El proceso del método científico consiste en hacer conjeturas (explicaciones hipotéticas), derivar predicciones de las hipótesis como consecuencias lógicas y, a continuación, realizar experimentos u observaciones empíricas basadas en esas predicciones[a][4] Una hipótesis es una conjetura, basada en los conocimientos obtenidos al buscar respuestas a la pregunta. La hipótesis puede ser muy específica o amplia. A continuación, los científicos ponen a prueba las hipótesis mediante la realización de experimentos o estudios. Una hipótesis científica debe ser falsable, lo que implica que es posible identificar un posible resultado de un experimento u observación que entre en conflicto con las predicciones deducidas de la hipótesis; de lo contrario, la hipótesis no puede ponerse a prueba de forma significativa[5].

características de la investigación científica

El método científico es un método empírico de adquisición de conocimientos que ha caracterizado el desarrollo de la ciencia al menos desde el siglo XVII (con notables practicantes en siglos anteriores). Implica una observación cuidadosa, aplicando un escepticismo riguroso sobre lo observado, dado que los supuestos cognitivos pueden distorsionar la interpretación de la observación. Implica la formulación de hipótesis, a través de la inducción, a partir de dichas observaciones; la comprobación experimental y basada en mediciones de las deducciones extraídas de las hipótesis; y el refinamiento (o eliminación) de las hipótesis a partir de los resultados experimentales. Estos son los principios del método científico, que se distinguen de una serie definitiva de pasos aplicables a todas las empresas científicas[1][2][3].

Aunque los procedimientos varían de un campo de investigación a otro, el proceso subyacente suele ser el mismo de un campo a otro. El proceso del método científico consiste en hacer conjeturas (explicaciones hipotéticas), derivar predicciones de las hipótesis como consecuencias lógicas y, a continuación, realizar experimentos u observaciones empíricas basadas en esas predicciones[a][4] Una hipótesis es una conjetura, basada en los conocimientos obtenidos al buscar respuestas a la pregunta. La hipótesis puede ser muy específica o amplia. A continuación, los científicos ponen a prueba las hipótesis mediante la realización de experimentos o estudios. Una hipótesis científica debe ser falsable, lo que implica que es posible identificar un posible resultado de un experimento u observación que entre en conflicto con las predicciones deducidas de la hipótesis; de lo contrario, la hipótesis no puede ponerse a prueba de forma significativa[5].

ejemplo de método científico

El método científico es un método empírico de adquisición de conocimientos que ha caracterizado el desarrollo de la ciencia al menos desde el siglo XVII (con notables practicantes en siglos anteriores). Implica una observación cuidadosa, aplicando un escepticismo riguroso sobre lo observado, dado que los supuestos cognitivos pueden distorsionar la interpretación de la observación. Implica la formulación de hipótesis, a través de la inducción, a partir de dichas observaciones; la comprobación experimental y basada en mediciones de las deducciones extraídas de las hipótesis; y el refinamiento (o eliminación) de las hipótesis a partir de los resultados experimentales. Estos son los principios del método científico, que se distinguen de una serie definitiva de pasos aplicables a todas las empresas científicas[1][2][3].

Aunque los procedimientos varían de un campo de investigación a otro, el proceso subyacente suele ser el mismo de un campo a otro. El proceso del método científico consiste en hacer conjeturas (explicaciones hipotéticas), derivar predicciones de las hipótesis como consecuencias lógicas y, a continuación, realizar experimentos u observaciones empíricas basadas en esas predicciones[a][4] Una hipótesis es una conjetura, basada en los conocimientos obtenidos al buscar respuestas a la pregunta. La hipótesis puede ser muy específica o amplia. A continuación, los científicos ponen a prueba las hipótesis mediante la realización de experimentos o estudios. Una hipótesis científica debe ser falsable, lo que implica que es posible identificar un posible resultado de un experimento u observación que entre en conflicto con las predicciones deducidas de la hipótesis; de lo contrario, la hipótesis no puede ponerse a prueba de forma significativa[5].

características del método científico en psicología

El método científico es un método empírico de adquisición de conocimientos que ha caracterizado el desarrollo de la ciencia al menos desde el siglo XVII (con notables practicantes en siglos anteriores). Implica una observación cuidadosa, aplicando un escepticismo riguroso sobre lo observado, dado que los supuestos cognitivos pueden distorsionar la interpretación de la observación. Implica la formulación de hipótesis, a través de la inducción, a partir de dichas observaciones; la comprobación experimental y basada en mediciones de las deducciones extraídas de las hipótesis; y el refinamiento (o eliminación) de las hipótesis a partir de los resultados experimentales. Estos son los principios del método científico, que se distinguen de una serie definitiva de pasos aplicables a todas las empresas científicas[1][2][3].

Aunque los procedimientos varían de un campo de investigación a otro, el proceso subyacente suele ser el mismo de un campo a otro. El proceso del método científico consiste en hacer conjeturas (explicaciones hipotéticas), derivar predicciones de las hipótesis como consecuencias lógicas y, a continuación, realizar experimentos u observaciones empíricas basadas en esas predicciones[a][4] Una hipótesis es una conjetura, basada en los conocimientos obtenidos al buscar respuestas a la pregunta. La hipótesis puede ser muy específica o amplia. A continuación, los científicos ponen a prueba las hipótesis mediante la realización de experimentos o estudios. Una hipótesis científica debe ser falsable, lo que implica que es posible identificar un posible resultado de un experimento u observación que entre en conflicto con las predicciones deducidas de la hipótesis; de lo contrario, la hipótesis no puede ponerse a prueba de forma significativa[5].

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos